El hombrecito de chicle

728,00$1.064,00$

Desde pequeños, las historias nos acompañan.

A veces, a la noche antes de irte a dormir cuando le pedís a tu mamá tirándole de la remera: “Mamiiiii contame un cuento”. Otras, cuando estás enfermo y tapado hasta las orejas con voz suavecita decís: “Papá tráeme un cuento cuando vuelvas del trabajo”. Y están esas tardes de lluvia, en las que tenés tantas ganas de ir a jugar y no podés que se te antojan historias para pasar el rato.

Hoy, que mis hijas son grandes y que ya nadie, por lo menos por ahora, me tira de la remera pidiéndome un cuento, es que escribo para vos mi pequeño lector, porque de eso se trata, de leer, de imaginar y de divertirse, inclusive hasta de tener miedo de la mano de un “buen libro”.

El hombrecito de chicle, que me miró desde un escalón de la estación Corrientes del subte H, es una muestra de que existen mundos posibles en las páginas de un libro y una vez que entran en tu mente las llevarás siempre puestas.

Tal vez, un día a vos se te ocurra también una historia como esta porque de eso se trata, de leer y de escribir para alguien tan soñador como vos y como yo.

Ahora, te acompaño a conocer esta linda historia por las páginas de mi libro…

¡Hasta pronto!

 

SKU: N/D Categorías: ,

Descripción

El hombrecito de chicle

Desde pequeños, las historias nos acompañan.

A veces, a la noche antes de irte a dormir cuando le pedís a tu mamá tirándole de la remera: “Mamiiiii contame un cuento”. Otras, cuando estás enfermo y tapado hasta las orejas con voz suavecita decís: “Papá tráeme un cuento cuando vuelvas del trabajo”. Y están esas tardes de lluvia, en las que tenés tantas ganas de ir a jugar y no podés que se te antojan historias para pasar el rato.

Hoy, que mis hijas son grandes y que ya nadie, por lo menos por ahora, me tira de la remera pidiéndome un cuento, es que escribo para vos mi pequeño lector, porque de eso se trata, de leer, de imaginar y de divertirse, inclusive hasta de tener miedo de la mano de un “buen libro”.

El hombrecito de chicle, que me miró desde un escalón de la estación Corrientes del subte H, es una muestra de que existen mundos posibles en las páginas de un libro y una vez que entran en tu mente las llevarás siempre puestas.

Tal vez, un día a vos se te ocurra también una historia como esta porque de eso se trata, de leer y de escribir para alguien tan soñador como vos y como yo.

Ahora, te acompaño a conocer esta linda historia por las páginas de mi libro…

¡Hasta pronto!

 

Información adicional

Elegí tu formato

,